Pisto

A veces las recetas más básicas son las más ricas. Un buen pisto casero hecho a fuego lento es perfecto para acompañar cualquier plato. Combina bien con todo: legumbres, cereales, pescados, carnes, huevos. Para realizar podéis utilizar las verduras que más os gusten.


Yo aprovecho para hacer mucha cantidad y congelar o envasar al vacío en frascos de cristal.

Ingredientes para una cazuela muy grande:

🔸1 cebolla.

🔸800 gr de tomate triturado.

🔸1 pimiento rojo grande

🔸1 pimiento verde grande

🔸1 berenjena.

🔸1 calabacín.

🔸sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra.


Pasos:

  1. En una cocinamos la cebolla picada con aceite de oliva virgen extra a fuego medio con una pizca de sal hasta que esté de color transparente.

  2. Cuando la cebolla empieza a coger color añado el pimiento rojo y verde cortado en dados y lo cocino unos 5 minutos a fuego medio. Cada vez añado una verdura, también añado un poquito de sal.

  3. Añado la berenjena y el calabacín y lo mezclo todo bien. Intentad siempre que las verduras sean más o menos del mismo tamaño para que se cocinen en su punto todas a la vez.

  4. Cuando las verduras estén pochadas añadimos el tomate triturado, mezclamos y cocinamos a fuego lento durante un buen rato. Cuánto más tiempo mejor.

  5. Cocinamos a fuego bajo hasta que el tomate haya reducido su jugo y las verduras estén blanditas. A mi me gusta jugoso, pero podéis dejarlo que reduzca un poco más.

  6. Servir

Si queréis ver el paso a paso en imágenes, lo tenéis en nuestro Instagram.

3 vistas0 comentarios