Crema de romanesco, calabacín y puerro

Hacía tiempo que no compartía con vosotros una receta de crema de verduras y que mejor manera de hacerlo que aprovechar un producto tan de temporada como el romanesco.


Esta coliflor verde de origen italiano le da una textura y un sabor buenísimo a las cremas. Además es una preciosidad.


Si quieres probarla en dos texturas reserva unos trocitos y saltéalos en la sartén a fuego fuerte con un ajo bien picado y dorado. Le dará un toque crujiente a la crema y potenciará más el sabor del romanesco.


Para 4 raciones:

🔸200 gr de romanesco.

🔸1/2 puerro grande.

🔸1/2 calabacín grande.

🔸agua para cubrir.

🔸1 diente de ajo pequeñito.

🔸sal, pimienta negra y aceite de oliva virgen extra.


  1. Se dora el puerro en una cazuela con aceite de oliva, virgen extra, sal y pimienta

  2. Se añade el calabacín cortado en trozos y se cocina todo junto 3 minutos más

  3. Se añade el romanesco y se rehoga todo junto otros 2/3 minutos más

  4. Cubrimos con agua y cuando empiece a hervir bajamos el fuego y cocinamos a temperatura media 6/7 minutos hasta que las verduras estén blanditas

  5. Trituramos

  6. Probamos y rectificamos de sal y pimienta

  7. Para poner de topping doramos un diente de ajo picadito con aceite de oliva virgen extra y marcamos a fuego fuerte unos trocitos de romanesco. Quedan al dente y le dan un sabor muy rico a la crema. Procurad que no sean muy grandes.

Algo que hago hincapié en las clases y que me parece clave para que una crema de verduras esté sabrosa, es dorar bien todas las verduras con aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta antes de cubrir con agua.


¿Te animas a probar el romanesco?

3 vistas0 comentarios