Crema de calabacín con feta y albahaca

Me chifla la crema de calabacín pero quería darle un punto diferente así que probé a añadirle albahaca fresca y un poco de feta y fue todo un acierto.


El queso le aporta cremosidad y la albahaca frescor.


Le pregunté a la nutricionista @elisa.blazquez qué le parecía esta crema y me facilitó información nutricional súper interesante que comparto con vosotros.


El puerro y la cebolla son ricos en fibra soluble prebiótica que alimenta a nuestra microbiota y nos ayuda a favorecer un buen tránsito intestinal.


Es una crema rica en antioxidantes, contiene potasio y es fantástica para personas con presión arterial alta y para prevenir la retención de líquidos.


La albahaca, además de aportar un sabor mediterráneo buenísimo, favorece una buena digestión y tiene efecto carminativo y calmante, haciendo de esta crema una alternativa fantástica para la cena.



Por último, para redondear su aporte nutricional, el queso feta incorpora calcio y proteínas como nutrientes estructurales y aumentando el efecto saciante del plato.

.

Ingredientes para 4 porciones:

🔸1 calabacín

🔸1 puerro

🔸1/2 cebolla

🔸un puñado de albahaca

🔸un puñado de queso feta

🔸aceite de oliva virgen extra

🔸sal y pimienta


Elaboración:

  1. En una cazuela con aceite de oliva virgen extra pochamos el puerro y la cebolla con una pizca de sal.

  2. Añadimos el calabacín pelado y cortado en trozos y lo pochamos 5 minutos más con el puerro y la cebolla.

  3. Cubrimos con agua y dejamos que hierva a fuego medio 5-7 minutos hasta que el calabacín esté blandito.

  4. Apagamos el fuego y añadimos, el queso feta y la albahaca fresca.

  5. Trituramos, probamos y rectificamos de sal y pimienta.

  6. Servimos con un chorrito de oliva virgen extra, y si se quiere queso feta desmenuzado.


Puedes ver el paso a paso en imágenes de esta receta en mi Instagram, @foodtropia

370 visualizaciones0 comentarios